REMEMBER: The Velvet Underground & Nico

Tras el desafortunado fallecimiento de Lou Reed, aprovechamos por recuperar este post de su banda:

Si Dios se me apareciera mañana y me preguntara “¿Quieres ser presidente?”,   le diría que no. “Quieres ser político?”, “No”. “¿Quieres ser abogado?”, “No”. “¿Qué quieres?”, “Quiero tocar la guitarra rítmica”. – Lou Reed

 

El pasado año 2012, el álbum titulado The Velvet Underground & Nico cumplió 45 años y, para celebrarlo, salió nuevamente al mercado, reeditado, en mono y en estereo, juntamente con el Chelsea Girls de Nico y otros cuatro cd’s con canciones en vivo de la banda y versiones de las mismas. Fue su primer álbum, y se public´ en Marzo de 1967, en Estados Unidos y, pese a que ahora es una obra reconocida y valorada por multitud de críticos, por aquel entonces no obtuvo el recibimiento por parte del público que la banda creía merecer.
 
Para aquellos que no hayan oído nunca antes hablar de Lou Reed, John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker (la única componente femenina), sí que les sonará el nombre de Andy Warhol. Pues este fue el encargado de la portada del disco, la gran banana. El artista americano estaba muy estrechamente ligado con la banda, sobre todo durante la primera etapa y, se podría decir que fue su descubridor y mentor.

Considerados para muchos una obra de arte, un disco de culto de la mejor banda de todos los tiempos, que nada tiene que envidiar a sus majestades The Rolling Stones ni al poderoso Dylan. Vayamos pues, a ver un poco más detalladamente que se esconde tras este álbum, y que misterios o curiosidades abarca:

El álbum empieza con una suave y dulce Sunday Morning. Quizás sea esta la canción más tranquila que compusieron, le llena a uno de una extraña paz.

Le sigue Waiting for the man, una curiosa y pegadiza canción que habla acerca de un chico blanco y sus salidas a Harlem para pillar droga. “I’m waiting for my man, twenty-six dollars in my hand”. The Velvet Underground y sus letras contrastaban con la realidad del momento, una época en la que el amor, el buen rollo y la fraternidad estaban en su máximo apogeo. Mientras, en las capitales del amor hippie, San Francisco y Los Angeles, reinaban bandas como los Jefferson Airplane o los Grateful Dead, era complicado comprender el concepto y el mensaje que estos neoyorquinos querían transmitir con sus letras perversas y su desgarrador sonido.

La número tres es Femme Fatale, escrita por Lou y cantada por Nico y el título es una clara referencia acerca del tema: una mujer que a todos enamora y que de muy pocos se enamora. Nuevamente con una harmonía agradable, ligeramente melancólica, y con una voz cautivadora. La banda original en si, es decir Lou Reed, John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker (The Velvet Underground) estaban un poco en desacuerdo con la participación de Nico, pero era una de las condiciones indispensables de Warhol y la Factory, si querían que el disco fuera editado.
Entonces aparece Venus in furs. Mágica. Mística. Hipnotizante. Con una base totalmente psicodélica que te envuelve en una aura de misterio ya des de el primer segundo. Morrison, el guitarra solista, decía: “Hacemos canciones sobre todas las clases de amor. Venus in furs no es otra cosa que una canción de amor distinta. La gente nos decía que era la representación del diablo, y yo siempre les contestaba Pues os lo creáis o no, nos parece hermosa. Venus in furs es una cancion preciosa. Para mi, era la canción que más se acercaba a la idea que yo tenía de nuestra música”. Era interpretada sobre el escenario con bailarines azotando látigos en medio de estrepitosos estallidos, un violín infernal y cegadores luces; parte del show multimedia de Warhol y la Factory. Esta clase de acontecimientos eran conocidos como meetings y este en particular era The exploding plastic inevitable show.
Run run run. Un tornado. Rock and roll. “Margarita passion, they had to get her fixed / She wasn’t well, she was getting sick / Went to sell her soul, she wasn’t high / Didn’t know things she could buy”. Y entonces la guitarra enloquece más todavía. Con un ritmo arrollador que se cala en tus entrañas y enturbia tu mente. 
Vuelve Nico con All tomorrow’s parties, escrita también por Lou para esta. Si la música ya tiene también esa aura mística por si sola, la voz oscura y pesada de Nico le aporta aún mayor grandeza. Habla acerca de una pobre chica y su desesperación.

Heroin. Cásico. Quizás el tema más conocido. Si ya las letras de Waiting for my man y Venus in furs habían sido discutidas por su amargo contenido, Heroin, sin duda, se llevaba la palma. Veamos el primer verso:

“I don’t know just where I’m going
But I’m going to try for the kingdom if I can
‘causse it makes me feel like I’m a man
When I put a spike into my vein
And I tell you things aren’t quite the same
When I’m rushing on my run
And I feel just like Jesus’ son
And I guess that I just don’t know”
Sinceramente, acojona. Si ya impacta hoy en día, imaginémonos 40, 50 años atrás. Era pues, obvio que se les censurara en según que sitios o fueran abucheados y generosamente criticados en según que otros. La letra pero, no tiene por qué ser siempre autobiográfica. Sterling comentó sobre el tema “Herointambién es una canción preciosa, quizá la mejor de Reed y, sobre todo, muy auténtica. Es fácil analizar una canción que te gusta, pero no debemos olvidar que, al cantarla, Reed está otorgando glamour a la heroína, haciéndola atractiva para aquellos que quieren morir. Lo que hizo mucho daño, al menos en Nueva York, fue el culto a la personalidad. Los fans del rock han consumido heroína creyendo que Lou la tomaba, sin darse cuenta de que el personaje de la canción no tenía por qué ser Lou Reed.” Y Reed: “No estoy promulgando nada. Todo empezó de una forma bastante simple, sacamos Heroin, Waiting for my man y Venus in furs en el primer álbum, y ahí se lió el asunto. También sacamos Sunday morning, que era preciosa, y I’ll be your mirror, pero todo el mundo se centró en lo otro.”
En fin, tema polémico donde los hubiera, escúchenlo, y juzguen ustedes mismos.
El tema 8 es Theres she goes again y aquí el ambiente se relaja de nuevo. Tema alegre, acerca de una chica dura.

I’ll be your mirror. Nuevamente cantada por Nico, y escrita por Reed. Estaría enamorado de ella cuando la escribió? Tierna canción.

The black angel’s death song. Acordes y harmonía muy indefinible. Lou recita un poema más que cantar. En vocabulario llano y palabras llanas, bastante rara.
Y finalmente y para cerrar la obra, European son, la canción más larga y la que menos letra tiene. Psicodelia cruda.

¿Mi consejo? Pelen la banan y gozan del viaje.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s