REMEMBER: Crónica de un concierto inesperado

Visión. Sorpresa. Reacción. Acción. Ningún arrepentimiento.
Así podría resumir mi experiencia. Os explico qué pasó en un día loco que me permitió acabar viendo a Depeche Mode en vivo y fruto de la casualidad. Como estudiante de turismo realizo una asignatura llamada “Viaje de estudio”, que resulta consistir en realizar un viaje a una destinación acordada, para visitar diferentes establecimientos y nodos turísticos y entender el turismo de dicho lugar.
En nuestro caso fue Budapest, una capital del gran imperio Austro-Húngaro. Ya que estoy, os diré que fue un viaje memorable porque me pareció una ciudad que, pese haber dejado de ser imperial, conservaba una gran cantidad de monumentos divinos como el Parlamento Húngaro a orillas del Danubio (no tan azul en esa parte de su recorrido) o el Bastión de los Pescadores. La moneda no es el euro, ya os aviso, pero acaba siendo una ventaja porque puedes beberte tranquilamente un litro de cerveza por unos 850 HUFs, que serían 3€.
Dicho todo esto (ya os he enchufado mi parte turistóloga en este blog como quien no quiere la cosa), vamos a lo que nos interesa, que es la música, leñe. Y eso fue lo que pasó: ni me había parado a mirar qué grupos actuaban en la ciudad esos días. Resulta que los mismísimos maestros del tecno-pop Depeche Mode, una de mis bandas favoritas de todos los tiempos, actuaban en el estadio Puskás Ferenc. Obviamente, lo  primero que pensé fue “bah, lo miraré por si acaso pero dudo que queden entradas y si quedan serán carísimas”. Pues lo miré y quedaban en pista, por un precio normal a lo que vienen ser grupos grandes. Venía de un día ajetreado tras ver alguna cosa de la ciudad y visitar una bodega de vinos en Tók después de coger tramvías y buses, pero una vez vi lo de las entradas la compré e imprimí en el Colours Hostel, donde me alojaba. Cogí la línea roja del metro y me dirigí al estadio con nombre del famoso futbolista húngaro. Entonces me encontré con un camioncito promocionando el nuevo álbum de Daft Punk a todo volúmen y me regalaron cervezas y bebidas energéticas. Entré al estadio, me tomé una especie de pasta de hojaldre tradicional húngara con queso, deliciosa. Entré al estadio y un par de DJs teloneros que sólo parecían tocar el botoncito de “toma búfer” estaban actuando.
En 45 minutos más, a eso de las 21h de la noche, empezó el conciertazo. Os dejo el setlist:
  SETLIST
  1. Welcome to My World
  2. Angel 
  3. Walking in My Shoes 
  4. Precious
  5. Black Celebration
  6. Policy of Truth
  7. Should Be Higher 
  8. Barrel of a Gun
  9. Higher Love
    (Cantada por Martin Gore)
  10. When the Body Speaks
    (Cantada por Martin)
  11. Heaven
  12. Soothe My Soul
  13. A Pain That I’m Used To
    (‘Jacques Lu Cont’s Remix’ version)
  14. A Question of Time 
  15. Secret to the End
  16. Enjoy the Silence 
  17. Personal Jesus 
  18. Goodbye
   BISES
  1. Home
    (Acústico)
  2. Halo
    (‘Goldfrapp Remix’ version)
  3. Just Can’t Get Enough 
  4. I Feel You
  5. Never Let Me Down Again 
No hace falta que recuerde a nuestros más devotos que ya hicimos una crítica del nuevo álbum de los británicos, y que ya tuvo una genial acogida. Aprovechamos para daros las gracias! Además, apareció en nuestra selección alternativa 2013.Para describir el concierto, me voy a quedar con algún momento épico que tenéis remarcado en negrita en el setlist.
No se puede decir que la primera canción, la misma que abre el nuevo álbum, sea la mejor que podrían haber elegido, pero se entiende porque al final, normalmente, para esto están las giras: para presentar álbumes. Pero ya podemos empezar con una gran canción, la primera que pudimos escuchar del nuevo álbum, incluso antes que HeavenAngel.Esos sintetizadores, sonidos y la lucidez de la voz de Gahan me encandiló. Mi iPhone no captó muy bien ése sonido, pero aquí sí se puede ver:
Después, todo un clásico que casi nunca falla en sus directos: Walking in my shoes. Éste lo grabé yo, y no está nada mal! El público se desató, y es que cómo antes cantaba Dave, I found the peace I’ve been searching fooor!
Cuando Precious hubo terminado, tocó el turno de una canción clásica de los británicos, Black CelebrationEl sonido que trae esta balada oscura, es genial. En directo no quise ni grabarla porque uno pierde un poco la esencia. Así que recurro a mis amigos del Youtube:
 
Otra canción nueva, Should be higher. Del Delta Machine, una de las que suena mejor. Buena elección para llevarla en directo!
 
Higher Love la conocemos todos como la canción que cierra el maravilloso álbum (me atrevería a decir el mejor junto aUltra), Songs of faith and devotion. Pues esta vez la cogió Martin y con su también vozarrón la cantó. Divina, como vaticina su título. El vídeo es casero.
 
When the body speaks es una canción relativamente reciente y que no me pareció muy genial en álbum de estudio, puesto que además no es la que más escucho de ellos, pero en directo al desnudo por la voz del compositor y guitarrista de la banda me pareció muy buena elección. Pero a ver, no cantaría Home? yo y los húngaros empezábamos a estar preocupados!
 
Todos conocemos el single, Heaven, y no está de más nombrarlo, pero detrás de él venía el pedazo segundo single:Soothe my soul. Vaya canción, que se pega enseguida, es muy fácil de cantar en el estribillo y te hace bailar mucho en directo. Me lo pasé genial. Creo que es la canción nueva que más hizo bailar y disfrutar al Puskás Ferenc Stadion! (grabación casera)
En directo llegó una de mis favoritas. De las no tan conocidas o no tan míticas, llegó A question of time, y se desató la alegría y los sintetizadores y altavoces dieron su máximo potencial. Eso se reflejó en la alegría y devoción del público. (grabación casera)
 
Y lo que vino a continuación fue una canción que no me ha convencido mucho del nuevo álbum, pero eso fue justo antes de las dos más míticas canciones de las que no hace falta decir que me faltaban ver en vivo antes de morirme: Enjoy the silence (versión en vivo única como siempre), y Personal Jesus (con introducción lenta muy interesante).
Se despedían con una interesante Goodbye, pero todos sabíamos que faltaba más, y llegaron los bises. Llegó Home!!!! Una de mis baladas favoritas de todos los tiempos, sin ninguna duda. Ya dediqué un post a esta canción, porque es irresistible. Aquí os dejo una parte de lo que me atreví a grabar!
Tras una inesperada (para un servidor) Halo, llegó la conocidísima y más alegre Just can’t get enough. Un clásico, nada más que añadir!

Otra conocidísima I feel you sonó para dar paso a la última y acertadísima canción que es todo un himno: Never let me down again. Y eso es lo que han conseguido hasta la fecha, nunca me han decepcionado!!
Y ya os dejamos en paz de tanto Depeche Mode. Sólo os pedimos que les déis una oportunidad y no os concentréis demasiado en la oscuridad de muchas de sus canciones!
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s