Coldplay – “Ghost Stories”: póngame un buen descafeinado (pero con azúcar)

Gwyneth Paltrow tiene algo que ver con este album, no hay duda de ello. Chris Martin tendrá que responder en algún momento cuando se lo pregunten en entrevistas en relación a Ghost Stories, el nuevo álbum de Coldplay. Hablamos de la ex esposa del cantante de la banda británica que con su anterior álbum (Mylo Xyloto) dieron el patinazo (por lo menos) de la década. Un álbum del cual nos hemos quedado descansados de tanto criticar y no volveremos a repetirnos. Está claro que sin duda Chris y sus compañeros han apostado por un sonido bastante diferente y lo más parecido a Parachutes, su primer álbum, hasta el momento. Vamos a avanzaros un detalle: si esperáis buscar un disco para saltar y bailar con la música de los británicos, tenéis que saber que no vais a poder en casi todo el disco.

Lo que sí os decimos es que lo celebramos. Un álbum corto, con snippets y canciones con sorpresas, pero que nos dice entre líneas que es un paréntesis. Una casi buena combinación de canciones, de retales intimistas que de bien seguro habrán historias de amor y más concretamente la relación que tuvo Chris con la actriz que bautiza estas líneas, de unos 10 años (no estamos seguros, no leemos prensa rosa). Martin no tiene unas letras muy profundas últimamente (véase Every Teardrop is a Waterfall, o el ritmo de la noche coldplayizado). Sin embargo, encontramos un myloxylotismo en el álbum: el single. Buena estrategia para aquellos que se esperen algo parecido a Sky full of stars, ya precedido por Magic. Una forma de “engañar” a aquellos que no hayan sido avisados del contenido del susodicho álbum de historias de fantasmas. Hoy vamos a hacerlo diferente, y vamos a hacer que el álbum es una especie de cuento, una historia de amor bajo la lluvia con 9 cortes.

Nuestro cuento empieza con una clara declaración de intenciones: Always in my head. Si bien nos encontramos en una letra floja dentro de un álbum con letras flojas (a Chris siempre le han costado las letras, hay que decirlo). Pero la historia continúa con un poco de magia. Magic no es lo primero que escuchamos, pero ya daba un poco de pista sobre qué podría traer entre manos el grupo británico para el próximo disco. Como presentación fuerte del álbum me pareció un poco floja, la verdad. La historia que nos propone seguir escuchando el álbum, sin embargo, teniendo en cuenta el guión grosso modo, no es tan aparatosa como parecía en primeras escuchas. 

Y llega Ink. Vamos descubriendo una historia con un recorrido electrónico, algún que otro productor de lo electrónico más comercial y rancio del mainstream (un ejemplo, Avicii). Parece más una continuación de la parte mágica de la historia que otra canción independiente de ésa. Los uuuuh-uuuuh de Chris nunca sonaron de una forma sensual tan buscada. 

Va como anillo al dedo la siguiente canción del álbum, True love, para empezar a sentar cabeza, ir viendo como el hilo conductor de este cuento se va consolidando. Una de las mejores del álbum, justo antes de llegar al terreno de Bon Iver. Midnight sí fue el primer corte de Ghost Stories que dejó un poco en shock a los coldplayeros, especialmente a los nuevos fans “myloxyloteros”. A mí me pareció una carta de presentación fantástica, con un vídeo hipnótico:

En definitiva, el álbum no está mal cuando intenta quiere llegar al sonido característico de la fantástica banda Bon Iver – enllaçar a cançó d lartista. Another’s arms es predecesora del sonido más Parachutes (primer álbum de la banda) posible. Los fans de Coldplay que querían un álbum del estilo del primero no creo que hayan quedado muy satisfechos, pero esto es a lo que Martin y compañía se acercarán más. Estamos hablando de Oceans. Se acaba la historia. Llega el peor corte del álbum: tanto por su incomprensible inclusión en un guión intimista, cómo ése rancio sonido mainstream que recuerda al anterior álbum. A sky full of stars es para olvidar, aunque no querrán, pues es una canción que va a rebentar las radios y les va a dar el éxito y (probablemente) ventas que querían. Una apuesta mainstream para poder vender este relax de álbum. Pero no cuaja, Chris.

Terminamos con O. Buena forma de recordar al oyente que el single es sólo anecdótico. En definitiva tenemos un álbum diferente, no fantástico pero tampoco horrendo. Con una horrorosa colaboración que se compensa con otra influencia diferente. Una pena que la canción Ghost story no aparezca entre las canciones del álbum, y sólo en la edición especial.

Flocks of birds / Hovering above / Just a flock of birds / Is how you think of love

One minute they arrive / The next they’re gone / Fly on

Fly on / Right through / Maybe one day I’ll fly next to you

Fly on / Right through / Maybe one day I can fly with you – “O”

Nota: 7/10

Anuncis

One response to “Coldplay – “Ghost Stories”: póngame un buen descafeinado (pero con azúcar)

  1. Retroenllaç: Selección alternativa 2014: discos (10 al 1) | L'Alternativa Musical·

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s