Sobre Thom Yorke o cómo combatir al establishment musical

Una grata sorpresa ha sido el nuevo álbum de Thom Yorke, que salió hace apenas unos días gracias a otra de sus nuevas críticas a la indústria musical. Tomorrow’s modern boxes es un álbum que más adelante querremos “criticar”, pero antes que la crítica vendrá un poco de contexto acerca de su interesante visión del mundo en el que se dedica profesionalmente (y seguro que personalmente también). Antes de llegar a la interesante forma de vender este nuevo álbum, vamos a hacer un poco de flashback con los 4 puntos en que se basará el post de hoy: 3 sobre antiguas “batallas” y uno final sobre el susodicho disco de las cajas modernas del mañana.

  1. El primer momento en que Radiohead enseñó los dientes a la industria musical (de la que por cierto tanto se han lucrado) fue la marcha de la banda de la discográfica EMI. Yo lo calificaría como un hecho que representó el dedo al ojo del establishment musical. Radiohead partió de la discográfica tras alegar “el cambio de dirección tuvo el relevo de alguien que nunca antes había sido propietario de una discográfica, y no saben con qué estaban tratando realmente” – y añadieron “no sabían que ofrecernos, pero fue duro dejarles”. En definitiva, nos encontramos con un abandono de la discográfica aparentemente habitual, aunque con un razonamiento más de razones sobre la gestión de la misma y no los tratos sobre su música o la forma de venderla, por ejemplo. Además, la banda inglesa sabía perfectamente que no tendría muchos problemas con buscar otra discográfica que quisiera vender sus discos, estamos hablando de una de las mejores bandas del planeta, leñe. 
  2. Tras este abandono, vino el lanzamiento de su disco In rainbows (algunos fans lo califican como el mejor), y hablamos del año 2007. El disco tuvo una polémica por su forma de distribuirlo: se vendería por el importe que el comprador quisiera, des de 0€. Obviamente muchos lo compraron por 0 y otros no llegaron a los 5. También fue una forma bastante contundente de criticar los precios de la música, sobretodo si uno mira en qué discográfica un disco de 10 canciones en digipack cuesta 15€ y en qué otras cuesta bastante más. Cosas del mercado, algunos dirán. Más adelante, en 2011, sin previo aviso ni promoción, The King of Limbs fue lanzado de manera independiente, pudiéndolo comprar el mismo día del anuncio en formato digital y ya pagar por la copia física que en una semana se podría empezar a enviar. Otra forma de revolucionar el mercado. El próximo 2015 todo parece apuntar que ya tendremos un nuevo álbum, ¡a ver cómo lo anuncian y/o quieren vender!
  3. ¿Pero estamos hablando en concreto de Thom Yorke o no? llegamos al punto que más le afecta a él, su crítica negativa a Spotify. En su momento describió la plataforma de streaming de música como “el último pedo de un cuerpo moribundo”, refiriéndose al último recurso de la industria musical antes de morir y ver un gran cambio. Un resultado de esta batalla fue retirar de Spotify (y otras plataformas de streaming online) el álbum Amok de su otra banda con miembros de Radiohead y Flea de Red Hot Chili Peppers, Atoms for Peace. Yorke criticó mucho la relación de la plataforma de streaming con las grandes discográficas, aunque ya sabía que algunas son incluso independientes. Por dios, si hasta Movistar ha tratado con ellos. Francamente, un servidor tiene Spotify Premium y le va muy bien, pero también hay que reconocer que el artista por su parte no es que gane mucho dinero por cada reproducción. Yo lo veo como una buena herramienta de promoción a bandas poco conocidas, pues sus álbumes son más accesibles. Pero no deja de ser una nueva rama de la industria musical, del establishment. Por no hablar de las horrorosas listas de éxitos y más reproducidas que vemos cada día en “Spoti”.
  4. Y llega el turno del nuevo álbum: Tomorrow’s Modern Boxes se vende a través de los bundles de BitTorrent. Y ahora os estaréis preguntando cómo puede ser que se venda a través de una plataforma de P2P, descargas básicamente piratas sin ningún coste. BitTorrent también es hermana de UTorrent, y ahora ya no ofrece solamente paquetes, archivos torrents, gratuitos. También hay la opción de venderlos, por las razones que el usuario vendedor vea necesarias. Thom Yorke no es tonto, y ha querido aprovechar la ocasión para comercializar su álbum sólo (a excepción de la edición en vinilo) a través de esta plataforma, y a un precio de 6$ (4.88€). Económico, fácil de descargar, y bueno. Lo mejor de todo esto es la razón por la que lo ha decidido hacer: para hacer de una herramienta aparentemente pirata una forma de que los artistas al final ganen dinero por sus creaciones, y no haya ningún intermediario tan capitalista y carero como muchas discográficas. De momento no hay la edición en CD, cosa que ya indica que la forma de vender dicho álbum no es con un ánimo de lucro tan grande como un artista de su calibre debiere parecer. 

Cuando admiras a alguien por su trabajo o capacidad creativa te hace feliz cada obra que éste crea. Pero cuando las formas y las intenciones son tan buenas, le admiras en muchos sentidos. Sólo falta que os cuente cómo el compromiso de Yorke contra el cambio climático es muy latente desde hace años, y más disimulado y menos viral como algunas tonterías del estilo #Icebucketchallenge. Para que conste, U2 no ha regalado a nadie su nuevo álbum: lo ha hecho iTunes, después de pagar no sabemos cuanto dinero a la banda irlandesa. Vale, lo de Thom te exige tener en el móbil o ordenador BitTorrent, pero tampoco es lo mismo que exigirte tener iTunes, crearte una cuenta, y luego bajártelo a (quizás) sabiendas de que la banda se ha forrado de Apple esta vez. Y para que conste, Bono y sus ONGs no siempre destinan el dinero de las donaciones a sus causas, sinó que los pueden gastar en cosas indirectas que algunos no hubieran pagado a sabiendas de ellas. Gracias Thom, por hacer de la música una obra de arte tan bonita y no una fuente de ingresos del establishment.

Anuncis

2 responses to “Sobre Thom Yorke o cómo combatir al establishment musical

  1. Retroenllaç: La dictadura musical acecha. Por la democratización en los soportes físicos. | L'Alternativa Musical·

  2. Retroenllaç: Selección alternativa 2014: discos (10 al 1) | L'Alternativa Musical·

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s