La política y el espectáculo

Las elecciones del 20D son trascendentales. Las formaciones emergentes —Podemos y Ciudadanos— han reclamado mayor implicación de la política para con sus electores. Esto ha llevado a los políticos a replantearse nuevas formas de interacción con los ciudadanos, más allá del mitin y la comparecencia. Hemos visto, durante la precampaña, a los máximos representantes de los diferentes partidos bailando en programas de prime time, comentando partidos de fútbol, sentarse en el sofá de un conocido publicista para reflexionar. De esta forma, los políticos se han acercado más a los ciudadanos haciéndose personajes visibles, casi trasparentes a la luz de los focos de los platós de televisión. ¿Pero, este es el cambio que necesita la política?

30

Los políticos se han acercado más a la figura del showman que a la de futuro presidente. Esto conlleva que el debate público se desvirtúe completamente. Las discusiones sobre temas relevantes —qué modelos de Estado se persigue, cuáles son las formas posibles de un sistema de financiación pública que sostenga el sistema de pensiones— se han obviado o, en el mejor de los casos, se desarrollan de forma tan simplista que son una ofensa al intelecto del electorado. Sin embargo, parece que los candidatos acceden a nuevos formatos de debates televisados en los que los periodistas tienen amplia libertad para formular preguntas y elegir las normas del propio debate. Pero, aunque a primeras parezca descabellado, el simple hecho de debatir no implica que el ciudadano esté mejor informado y, por lo tanto, pueda elegir mejor.

Insto a que afinemos los oídos y preparemos lápiz y papel. Observemos qué palabras usan, qué formulaciones emplean para desviar nuestra atención, confundir nuestra razón y evocar sentimientos. La comunicación política actual persigue la movilización de las emociones para persuadir al electorado para un fin concreto: que el próximo 20D —en el caso de estas elecciones—se vote al partido político que representa. De este hecho no es único culpable el político, sino que parte de la culpa la tienen los medios de comunicación y su afán por conseguir audiencia. La nueva política debería ser algo más que un cambio de imagen. Debería ser un cambio de discurso: un discurso libre de efugios, juegos léxicos y ocultaciones semánticas. Siéntense delante del televisor y escuchen. La caja tonta, el antiguo tubo catódico, tiene mucho que contaros. Observen a los actores-políticos saliendo a escena, para representar su papel: el hombre del cambio, el señor de la recuperación, el joven moderado, etc.

pablo_hori

Quien decide no creerse lo que dicen, finalmente, somos nosotros mismos. Escuchémoslos a todos sin creernos de primeras a ninguno. El prejuicio es un mal consejero para el crítico. Como verán, la discusión más que de política girará en torno al lenguaje: “Yo no he dicho esto, sino aquello”, “Recortes y reformas no son los mismo”… En definitiva, una lucha continua por las palabras. El lenguaje es traicionero y presupone más de lo que podemos, a priori, pensar. Quien gane la lotería semántica de la campaña ganará las elecciones; quien movilice lo corazones y adormezca las mentes será nuestro nuevo presidente. No es realmente una crítica, las ideologías siempre tienen algo de emocional y nuestras decisiones muy pocas veces son exclusivamente racionales. Pero de momento la precampaña tiene mucho teatro y poco de ágora. Démosles, pues una oportunidad. Pero no bajéis la guardia, que si realmente son actores y son de los buenos, llegará el día de las elecciones y votaremos al político de turno porque “nos parece simpático” o “habla muy bien”. Lo importante, nos dicen, está en el interior, en este caso en el interior de las palabras usadas por los políticos, que esperemos no estén vacías.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s