Crónica de un silencio

Spotlight. USA, 2015. 121 min. Director: Thomas McCarthy. Guión: Thomas McCarthy y Josh Singer. Fotografía: Masanobu Takayamaki. Edición: Tom McArdle. Música: Howard Shore. Reparto principal: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, John Slattery y Liev Schreiber.


Spotlight es una sección de investigación periodística del prestigioso tabloide The Boston Globe. La forman un jefe de equipo y tres redactores que trabajan sin prisa pero sin pausa en largos y complejos proyectos que verán la luz a largo plazo. La revelación de nuevos datos sobre una supuesta red de pederastia en la comunidad católica local son el principio de una oscura trama de múltiples abusos sexuales oculta tras una tupida capa de silencios y complicidades.

spotlight-poster-e1448996914608

Lo mejor de esta película es, a su vez, lo peor: su equidistancia. Spotlight se sitúa en una especie de tierra de nadie del relato, es como si quisiera dejar bien claro en cada secuencia su imparcialidad ante unos sucesos que son pura dinamita emocional, un escándalo en cadena de consecuencias imprevisibles para una institución tan hermética como la iglesia católica. Este distanciamiento aporta desde luego claridad y fluidez -en la línea de los mejores documentales, me atrevería a decir- sin embargo, da a esta historia un tono muy aséptico, gélido por momentos, demasiado lineal.

29-liev-schreiber-spotlight.w1200.h630

Los hechos son presentados como si de un impecable dossier se tratara, pero carentes del fulgor del estilo cinematográfico, del sello del autor. La segunda mitad de la película se resiente de esta atonía y, por momentos, bordea el tedio. Lo mejor de tanta contención narrativa está en los testimonios de las víctimas, breves y concisos fogonazos del horror clandestino, en la medida exacta para conocer el desgarro del dolor sin caer en el amarillismo de lo melodramático. Spotlight es un film que gusta pero no seduce, que atrae pero no atrapa, que emociona pero no conmueve.

Michael Keaton resulta muy convicente en su papel como redactor jefe y hábil estratega, Mark Ruffalo es su contrapunto como reportero sabueso, aunque sin duda el papel más sorprendente de la función se lo lleva Liev Scheriber como el flamante, incansable y enigmático director del The Boston Globe.

Valoración: 3’5/5

20104185723_0ca6c3e963_o

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s