¿Quiénes somos?

Agus Izquierdo

995686_10201239868668595_1110028419_n

Con sangre porteña bailando Piazzolla en mis venas, siempre he apreciado lo enigmático y lo desconocido, de la misma manera que me he pasado la vida preguntándome cuestiones inquietantes. Quizá por eso estudié filosofía. También por eso me vuelve loco la música -sin excluir, de entrada, ningún estilo-. Me considero un humilde lector. Humilde porque mis ingresos económicos no son estratosféricos, no porque no sea crítico. Mi existencia no es una película, aunque pase horas delante de una pantalla viendo toda clase de cine. ¿Política? Lo llevo de forma intrínseca en mi primer apellido. ¿Religión? Como dijo Woody Allen: “no, gracias a Dios”.”

Apolinar Gomez

DSC00525

Nací en Portbou, donde el viento aúlla. Vivo en Figueres, centro del universo daliniano. El cine fue mi primer amor. La música es mi ángel de la guarda. La poesía me enseñó que las cosas se pueden ver de muchas maneras. Estudié Periodismo. Tuve buenos maestros. Mi fuerte es escuchar, la curiosidad es mi norte. Como todos los feos, no tengo más remedio que ser presumido. Si al final resulta que Dios existe me llevaré una buena sorpresa. Soy independentista, pero no patriota. Adoro a los gatos, soy gatólico. He tenido suerte, celebro cada despertar como una victoria cotidiana. Leer y escribir dan sentido a mi vida. Creo en el amor.”

Esteve Robleda

IMG_2806

Muchos años después, frente a la cascada más alta del mundo, Esteve Robleda Sastre, neuropsicólogo infantil e independentista catalán de izquierdas, tenía que recordar el día en que conoció el ecologismo por primera vez. Ese día, empezó un largo camino de peripecias a través de movimientos sociales, indignad@s, okupas y demás vainas. Lejos del adoctrinamiento comercial, se manifestó como un amante incondicional del cine sectario y puritano, así como de la literatura, la política y el arte en general, incorrectos, imaginativos e irreverentes. Y escribió sobre todo ello.
Persona que prefirió crearse enemigos mortales antes que reir las gracias a los hipócritas e imbéciles, Esteve o Estevia para las amistades, reivindicó las relaciones sociales basadas en el lóbulo pre-frontal del cerebro, en detrimento de los vikingos emocionales. En el año 2014 realizó un viaje de aventura regresando al país Bolivariano de gigantescas cascadas y escribió  artículos sobre ello con la idea de realizar un libro sobre las revoluciones más trascendentales de América y el mundo.
Sabiendo que las mentes irreverentes, erotico-sentimentales y contraculturales como la suya terminan condenadas a cien años de soledad y bohemia, deseó con todas sus fuerzas, que lo quemaran al infierno para no tener que creer en un dios imaginario. A pesar de ello nos legó sus escritos, reflexiones, su praxis política y su incansable lucha por desarrollar una neuropsicología infantil más humanista y socializante donde importara más el sentir que el pensar, contradiciendo al mismo Descartes.
Condenadle, no importa, la historia le absolverá”

Oriol Abulí

10300226_10203712043265319_6498725015125295423_n-2_Fotor

Podría definirme como un chico de Vilafant, independentista y cada vez más de izquierdas. Pero entonces me olvidaría de contaros mi pasión por la música, cosa que me llevó a empezar con L’Alternativa Musical, mi atrevimiento por empezar a hablar de cine y series de televisión (que no culebrones) cuando tengo poca idea pero buena intención (y también llevó a crear Pantalla Oberta), mi reciente sentimiento animalista (pese a no ser vegetariano) y mi obsesión por dar a conocer mi opinión sin tapujos.

Aunque igual debería decir que hace poco me gradué en turismo y un par de sus consecuencias son mis ganas de aprender idiomas y viajar.  Seh, así mejor. Creo que tengo más: no soy periodista, ni escritor, ni director de hotel. Considero la perfección un término per se imperfecto, así como la normalidad un concepto anormal. Soy de esa clase en peligro de extinción. Me compro discos, voy al cine, exijo memoria histórica pero no vivo en democracia. Y termino diciendo que no tengo fe, sólo doy de ella, y sin embargo creo en el karma a mi manera.”

Xavier Vizcaíno

395108_104727606356166_980488474_n

¿Conocéis a algún loco que odiara estudiar mientras iba a la escuela, el instituto y la universidad, sacando unas notas mediocres, pero que al mismo tiempo fuera tan masoquista como para seguir estudiando, y estudiando, hasta la tumba? Pues ese debo ser yo.
¿Estudios universitarios? De psicología y antropología, pues mi cerebro se bloquea con todo lo que huela a números.
¿Que cómo me gano la vida? Pues explicando a todos los alumnos que caen en mis manos que este mundo está al borde del colapso socio-ambiental, e intentando armarlos para afrontar su futuro y para transformar esta realidad que se nos impone por cojones. Ya lo véis: un trabajo bien optimista. Sin embargo, es toda una vocación para mí, una vocación que me obliga a documentarme y a leer sin descanso, no fuera que dijera una, o dos tonterías, y que a cualquier papá, o maestro escrupuloso, le diera por acusarme de metafísico.
Por suerte compenso este pesimismo con el cine, el mar y los viajes, tres de mis pasiones intelectuales más definidas, y que me atrevo a compartir con vosotros.
¿Y ya está? Pues no. Podría añadiros mi hábito de escribir. Y es que ya me encuentro buscando editor para mi primera obra, un libro de viajes sobre Cuba titulado “Cuba la isla prohibida” donde intento demostrar que no se trata de ningún infierno. Y eso no queda ahí ya que estoy empezando mi segundo libro, “La canoa mecánica”, donde quisiera plasmar mis experiencias viajeras entre algunas comunidades indígenas centroamericanas y comparar como unas conviven con el capitalismo y otras se alejan de él, combatiéndolo.
No os asustéis con todo lo dicho: prometo haré todo lo posible para no provocaros ningún dolor de cabeza.”

 Mark O’Neill

11908233_10207836645464277_357817638_n

Según Sigmund Freud “América es un error, un enorme error”, discrepo. Sus escenas cargadas de diabetes y mi motivación para transferirlas se combinaron para despertar en mí un enorme placer para escribir.

Es gracias a la afición por el cine, la música, pero sobre todo por la escritura que me acerco a Pantalla Abierta para formar parte del proyecto. Además, publico artículos de opinión y reflexiones de forma esporádica sobre temáticas varias en El Periódico de Catalunya, e-notícies, Catalunya Press, La Vanguardia, el Setmanari Empordà entre otros. También dispongo de un espacio-blog donde publico de forma mensual en SurtdeCasa.cat. Es al graduarme en Psicología cuando decido empezar a escribir mi primera compilación de relatos breves.

Nota: no sólo somos 6 miembros, también consideramos a personas cómo Agnès, Àlex, Sergi, Adrià, Xavier o Josep miembros de esta aventura. Sólo cabe decir que ellos o ya no están, y con ello aportaron un granito de arena que nos dio una ínfima parte del modesto éxito al que aspiramos, o están de forma menos activa pero siguen recibiendo nuestro agradecimiento. También forman parte de este blog aquellos que han aceptado nuestras entrevistas, colaboraciones puntuales de otros amigos, los amigos bloggers con quienes interactuamos, los seguidores en las redes sociales, y last but not least, los más importantes, los que estáis leyendo todo esto: vosotros.